CROMO DURO INDUSTRIAL

El cromo duro es aplicado por vía electrolítica, directamente sobre hierro, aceros templados y aceros al carbón. Así como también sobre la mayoría de los aceros aleados, altamente aleados y sobre materiales no ferrosos como cobre, bronce y latón.

La máxima elevación de la temperatura es a 55º C, con lo cual esta aplicación no presenta deformaciones en las piezas al aplicar dichos recubrimientos.

La aplicación de cromo duro se puede hacer en tanto en piezas mecánicas como, vástagos, rodillos flechas, moldes de inyección, flechas guías de inyectores, barra cromada, etc. o en superficies interiores como camisas bujes, etc.

Las principales características del cromo duro son:

– Alto coeficiente de rozamiento.
– Dureza elevada.
– Gran resistencia a la abrasión y corrosión.

El cromado duro es un tratamiento electrolítico mediante el cual se recubren las piezas con una película de cromo, de un espesor variable, adherente, de excelentes propiedades mecánicas y muy buena resistencia a la corrosión, que pueden ser pulidas o rectificadas.

Son difíciles de cromar los materiales que han sufrido tratamientos térmicos especiales, como:

  • Nitrurados
  • Cementados
  • Aceros de alta aleación de tugsteno
  • Carburo de silicio
  • Fundiciones grafíticas (por falta de unión metálica).

Usos:

  • Reparación y mantenimiento de bombas hidráulicas y válvulas direccionales.
  • Revisión de fallas en el sistema hidráulico como lo son las fugas, perdidas de presión, contra presiones, calentamiento del sistema hidráulico, etc.
  • Reparación integral y servicio para los motores: GM Detroit Diesel, Cummins, Caterpillar, etc.
  • Reparación integral y servicio en transmisiones, afinaciones, frenos, clutches, suspensiones, lubricación, transmisiones, direcciones hidráulicas, etc.

Cromo duro industrial Cromo duro industrial Cromo duro industrial Cromo duro industrial