Los cilindros hidráulicos (también llamados motores hidráulicos lineales) son actuadores mecánicos que son usados para dar una fuerza a través de un recorrido lineal. Los cilindros hidráulicos obtienen la energía de un fluido hidráulico presurizado, que es típicamente algún tipo de aceite. El cilindro hidráulico consiste básicamente en dos piezas: un cilindro barril y un pistón o émbolo móvil conectado a un vástago. El cilindro barril está cerrado por los dos extremos, en uno está el fondo y en el otro, la cabeza por donde se introduce el pistón, que tiene una perforación por donde sale el vástago. El pistón divide el interior del cilindro en dos cámaras: la cámara inferior y la cámara del vástago. La presión hidráulica actúa en el pistón para producir el movimiento lineal. Según la versión, el cilindro puede realizar fuerzas de tracción y/o compresión.

Los cilindros hidráulicos tienen multiples usos y aplicaciones, entre los más conocidos están:

  • Brazos de grúas.
  • Amortiguadores.

Cilindros Hidráulicos

Obtienen la energía de un fluido hidráulico presurizado, que es típicamente algún tipo de aceite. El cilindro hidráulico consiste básicamente en dos piezas: un cilindro barril y un pistón o émbolo móvil conectado a un vástago.

Cilindros hidráulicos de doble efecto

Cilindro diferencial: Un solo vástago y relación de superficies (émbolo – vástago) de 2:1. Se utiliza cuando solo se quiere realizar trabajo en un sentido.
Cilindros de doble vástago: Tienen vástago por las dos partes del embolo. Se utiliza cuando se quiere realizar trabajo en las dos direcciones, la carga se puede colocar en uno de los vástagos o en ambos.

Para una explicación más completa le recomendamos leer: http://ironsystems.net/cilindros-hidraulicos/

 

 

Previous post

Barra Cromada - ¿De qué está hecha?

Next post

This is the most recent story.

ironsystems

ironsystems